miércoles, 15 de junio de 2011

LOPE DE VEGA y LA INQUISICIÓN




Siento una especial fascinación por Lope de Vega, no sólo por las magníficas obras que escribió, también por la vida que llevó. Pero admito que no me cae particularmente simpático, pues fue hombre hombre  adulador por demás; sobre todo con su protector, el duque de Sessa. Hombre que tiraba la piedra y escondía la mano. Hombre que boicoteaba al que despuntaba. Hombre que decidía a su antojo y capricho quién estrenaba obra y quién no. Hombre calculador. Hombre ávido de privilegios. Hombre que profesó amores paternales desiguales. Pero, eso sí, hombre que amó con pasión y escribió a lo grande.

Dicho esto, aquí hablaré de una faceta desconocida para muchos, su pertenencia al Santo Oficio, concretamente fue Familiar.
Los Familiares del Santo Oficio eran consejeros laicos. La persona que quería optar a tal distinción debía estar casada, ser persona de honor, honrada y de vida intachable. Tenía que ser hijo legítimo y acreditar limpieza de sangre (todos estos requisitos se aplicaban también a la esposa). Una vez acreditadas estas condiciones el solicitante debía presentar poderes firmados por los inquisidores y un notario. 
El papel del Familiar era ayudar a la Inquisición en su relación con las autoridades locales y preparar los autos de fe, e incluso acompañar al reo durante la aplicación de su castigo. También avisaba de actuaciones sospechosas.

Es de suponer que Lope de Vega se hizo Familiar por los beneficios que obtendría socialmente.
Ah, y es de suponer que haría su trabajo… como buen funcionario.


Enlace relacionado en este blog:

Bibliografía:

Enlace relacionado en este blog:
Lope de Vega y las mujeres

2 comentarios:

  1. Muy interesante lo que cuentas de Lope y su condición de familiar del Santo Oficio (qué magnífico el español del s. XVII y no este chapurreo apache de ahora).

    Lo que ocurre es que los comportamientos siempre hay que verlos a la luz de la época.

    A mí también me fascina el escritor y el personaje, a pesar de ese empeño por crear el gran poema nacional.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que me resulta curioso es que en las biografías de Lope esto no se comenta.

      ¡Y tanto que hay que verlo a la luz de la época! Todo el mundo aplaudía con las orejas a la Inquisición (del que habría que hablar mucho sobre su leyenda negra). Yo, seguro, habría aplaudido porque la mentalidad era distinta.

      Gracias por tu comentario Janter.

      Pd: te doy la razón en lo del chapurreo apache.

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...