domingo, 5 de febrero de 2012

TERESA SARMIENTO DE LA CERDA


Doña Teresa Sarmiento de la Cerda, duquesa de Béjar y de Mandas, fue alumna de pintura y dibujo de fray Juan Ricci (Madrid, 1600-Montecassino, Italia, 1681; monje benedictino, pintor, arquitecto y tratadista español). 
Según cuenta José García Hidalgo, artista de la época, doña Teresa realizó obras religiosas para algunos oratorios de la Corte de finales del siglo XVII. Y Antonio Palomino (pintor y primer biógrafo y crítico de pintura) destacaba una Virgen en cristalcon harto primor”. 
De ella no tenemos retrato ni obra conocida. Una lástima. Pero su interés por instruirse y como mecenas le hace digna de una reseña en esta entrada.

A su maestro le encargó realizar un obra escrita en la que abarcara varias disciplinas. Éste publicó entonces el Tratado de la Pintura Sabia (en la Fundación Lázaro Galdiano, Madrid), escrita en castellano, griego, hebreo, francés, italiano y alemán. En él podemos observar los estudios que el benedictino realizó sobre geometría, perspectiva y anatomía. Y su especial interés por el sistema circulatorio, el nervioso, así como por la estructura ósea, los órganos digestivos y los órganos genitales del ser humano. Fueron simples apuntes de la obra “Historia de la composición del cuerpo humano” escrita por el médico y anatomista español Juan Valverde de Hamusco, editada en Roma en 1556 (Amusco, Palencia, H.1525 - Roma, H.1587) que a su vez se basó en las imágenes de "De humani corporis fabrica" de 1543 de Andreas Vesalius (Bruselas, 1514 – Zante, Grecia, 1564).





Grabado, Tratado de la Pintura Sabia, 1655, fray Juan Ricci




Bibliografía:
  • García López, David: La teoría artística de Fray Juan Ricci. El pintor Fray Juan Andrés Rizi (1600-1681): Las órdenes religiosas y el arte en La Rioja. Jornadas de Arte y Patrimonio Regional. Coord. por Ignacio Gil-Díez Usandizaga, 2000.
  • García López, David: La Pintura Sabia y los manuscritos italianos de fray Juan Ricci. A vueltas con lo salomónico. Goya: Revista de arte, ISSN 0017-2715, Nº 286, 2002, págs. 27-38
  • Tormo y Monzó, Elías y Gusi, Celestino: La vida y la obra de Fray Juan Ricci. Edición preparada por E. Lafuente Ferrari, Madrid, 1930.

3 comentarios:

  1. Sacar a la luz esas grandes mujeres ocultas y olvidadas que ha habido en todas las épocas. Resistiendo!

    ResponderEliminar
  2. Nuestra duquesa bejarana destacó por su gusto por la pintura y su sabiduría. No en vano ella y su nuera doña Maria Alberta de Castro trajeron a los primeros maestros de paños finos, provenientes de Flandes, que pusieron las bases de nuestra pañeria ladera.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ese dato que desconocía.
      Saludos.

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...