lunes, 30 de abril de 2012

LAS CALZAS o MUSLOS

Toca hablar de las Calzas que todos conocemos. Esas que vemos en los retratos reales.

Durante el reinado de Carlos V la prenda superior que forma parte de las Calzas-bragas irá sufriendo una serie de transformaciones. A la braga entonces se le empieza a llamar Muslos. Éstos son largos hasta las rodillas, y los cambios comienzan con un leve ensanchamiento.

Entre los años 1520 y 1535 se acuchillan, siguiendo la moda de los lanquenetes


Por estos años la bragueta aumenta de tamaño.

Carlos V, Jacob Seisenegger, 1532, Kunsthistorisches Museum, Viena (detalle)

Segundo tercio del siglo XVI. Martirio de San Esteban, Juan Correa de Vivar, Museo del Prado (depositado en el museo de Zamora), Madrid (detalle)


El prendimiento, Juan Correa de Vivar, segundo tercio del siglo XVI, subasta (detalle)

Cristo despojado de sus vestiduras, Juan Correa de Vivar, segundo tercio del siglo XVI, subasta (detalle)

En la cuarta década del XVI los Muslos o Calzas se despegan mucho más. El espacio entre cuchilladas se ensancha y la tela queda dividida en fajas o tiras verticales entre las que se veían la entretela o forro, también llamado tafetán: calzas de fajas. El forro llegó a rellenarse con crin, borra de lana o algodón para que quedasen abultadas. 

Calzas/muslos de estilo flamenco. La de la izquierda con rodillera (ver más abajo). Calza/muslo con cada pierna con distinto adorno: una acuchillada en tiras y la otra estrecha con bullones. Este tipo de calzas no era muy habitual.  1547-1558, Retablo de San Juan Bautista, Diego de Rosales (Maestro de Ávila) y Baltasar Grande, Iglesia parroquial de San Juan Bautista, Carbonero el Mayor, Segovia (detalle)

Siguiendo la moda alemana aparecen las calzas con rodilleras o folladillos (afollado: arrugado a la manera de un fuelle). 
H. 1540-45. La coronación de espinas, Juan Correa de Vivar, Museo del Prado (detalle)

Llega los años 50 y las calzas/muslos se acortan. El forro se hace más visible. Se ahuecan. El resto de la pierna queda cubierto por las medias o medias-calzas.

Maximiliano II y su familia, Giuseppe Arcimboldo, 1553, Kunsthistorisches Museum, Viena (detalle) (imagen obtenida aquí)

Felipe II rey de España y duque de Borgoña, Frans Huys, antes 1561, Biblioteca Real del Monasterio de San Lorenzo El Escorial, Madrid (detalle)


 Perejón, bufón del conde de Benavente y del gran duque de Alba, Antonio Moro, hacia 1560, Museo del Prado, Madrid (detalle

Pasado los años 50, y hasta los 70,  el borde inferior de la prenda se sube casi hasta las ingles y la tela se despega más aún de la pierna (silueta de tonelete). Ya tenemos las “calzas cortas” o “calzas redondeadas”. La bragueta inicia su acortamiento.


Don Sebastián de Portugal, escuela española, XVI (detalle)

En los años 90 se vuelve a alargar la prenda quedando a mitad del muslo o cubriéndolo entero. Las cuchilladas son muy estrechas y no dejan ver el forro. El contorno queda rectilíneo: Calzas de “muslos tendidos”. Los que llegaban hasta tocar las rodillas se les llamó “Calzas largas”.

Para conseguir este efecto rectilíneo la calza/muslo se doblaba hacia dentro colocando unos ajustadores con agujetas que las atacabas, es decir, las unía al jubón. Mientras que la parte superior de la calza/muslo se unía al jubón también con agujetas. 

La bragueta deja de ser visible en los años 80.

Archiduque Alberto de Austria, Frans Pourbus el joven, 1599, Convento de las Descalzas Reales, Madrid (detalle)

Calzas largas y medias cubiertas por las botas. Retrato de Felipe III, Bartolomé González, hacia 1615, Museo del Prado, Madrid (detalle) (imagen obtenida aquí)

Las “calzas de obra” eran las más elaboradas en cuanto adornos. Se las llamó gregorias y pedorreras, y Francisco de Quevedo, cachondas.

En el siglo XVI y en el XVII están los muslos follados, folladillos, afollados, o sin más calzas “afolladas”: eran anchas y globosas e iban arrugadas a manera de fuelles. También se podía decir de muslos enteros por no llevar las cuchilladas. No fue una prenda distinguidaDefinición por Sebastián de Covarrubias,  Tesoro de la lengua Castellana, ed. Luis Sánchez, Madrid. 1611Enlace en Internet, F. fol. 14r

Hacia 1618. Estatua funeraria de Don Fernando Cortés, Museo Arqueológico Nacional, Madrid (obtenida del trabajo de Barriuso Arreba)


La vida de Ignacio de Loyola, 1609, grabado de Pedro Pablo Rubens  (detalle)

El Calzón fue una prenda que actualmente se puede llegar a confundir con los Muslos, pero la calza es más corta y más abultada teniendo, como hemos dicho,  relleno y cueros para ahuecarla. Al comenzar el siglo XVII las calzas empiezan a desaparecer, desplazados por los calzones y los greguescos.

Para una mayor compresión del desarrollo que sufrieron las calzas y su terminología ver un resumen aquí.

Ver más imágenes en FACEBOOK.

Enlaces relacionados en este blog:



Bibliografía:

  • Barriuso Arreba, Inmaculada: Estatuas sepulcrales de don Fernando Cortés y Doña Mencía de la Cerda. Conferencia Museo del Traje, Madrid. 2009. Enlace en Internet.
  • Bernis Madrazo, Carmen: Indumentaria española en tiempos de Carlos V. Madrid: Instituto Diego Velázquez (Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC), 1962.
  • Bernis Madrazo, Carmen: La moda en la España de Felipe II a través del retrato de corte. En el catálogo de la exposición Alonso Sánchez Coello y el retrato en la corte de Felipe II. Madrid: Museo del Prado. 1990.
  • Bernis Madrazo, Carmen: Indumentaria española en tiempos de Carlos V. Madrid: Instituto Diego Velázquez (Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC), 1962.
  • Bernis Madrazo, Carmen: El traje y los tipos sociales en el Quijote. Madrid: Visor, 2001.




2 comentarios:

  1. He conocido tu Blog por recomendación de Mabel Villagra y he de decir que me parece fantástico.
    Espero que puedas aconsejarme en una cosa.
    En Logroño se quiere recrear el sitio al que fue sometida la ciudad en 1521 por las tropas francesas. La duda que tengo es sobre la ropa que llevaría la población en una ciudad de frontera con Navarra en aquella época.
    Espero no molestarte con mi petición. Un abrazo y gracias por tu Blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es molestia, yo encantada. Puedo darte una idea muy general, pero me debes dar tiempo, porque supongo que querrás saber el vestuario que llevaría la gente común, artesanos, hidalgos....
      Pongo el correo del blog (también lo voy a poner al comienzo del mismo) para que me cuentes con más detalle qué quieres y para cuándo.
      mcsdblog@gmail.com

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...