martes, 11 de marzo de 2014

El BONETE de hombre (1)

CAPIELLO, BONETE, BIRRETE o GORRO/BARRET

Cada término identifica un bonete con pequeñas diferencias.
La función de éste tocado fue la de adornar la cabeza, por lo tanto sólo los nobles y la gente acomodada la lucirá.
Se hacía de lana, tejiéndola, luego se abatanaba la tela (fieltro), se teñía y por último se daba forma con un molde, prensándola. En algunas representaciones pictóricas podemos ver el rabito que queda en la parte superior tras tejerse. Los bonetes de lujos se recubrían con tela de seda o con terciopelo. 
Quedaba bien encajado en la cabeza, y de llevar cordeles de sujeción estos eran cortos, lo suficiente para atarlos bajo la barbilla.

A finales del siglo XV aparece el gremio de los boneteros.

En el siglo XII ya existía un tocado pequeño, gallonado, para hombres como para mujeres.

Segunda mitad del XII. Cenotafio de los santos Vicente, Sabina y Cristeta, Iglesia San Vicente, Àvila

Veamos los distinto tipos de bonetes:

1. CAPIELLO: de origen militar, inspirado en los yelmos cilíndricos o capiello de armar de principios del siglo XIII. Se prolongaba un poco en la parte posterior. Se guarnecía con ricos bordados de seda, metales y piedras preciosas.
Este bonete sólo lo llevaba la gente privilegiada.
(Ojo, los vocablos birrete y bonete para referirse al capiello no son correctos).

Capiello de ceremonia de Fernando de la Cerda (seda, hilos metálicos, aljófares, corales y vidrios); obsérvese que es cilíndrico y no lleva doblez. Anterior a 1275, Museo de Burgos

   
H. 1280-85. Cantigas de Santa María de Alfonso X el Sabio, Biblioteca de San Lorenzo de El Escorial, Madrid (detalles)

2. BONETE propiamente dicho, BIRRETE (forma castellana), BARRET (forma valenciana y catalana)/GORRO, era de base redonda con la copa troncocónica (influencia italiana), cuadrangular o redondeada, alta o baja.
Con el tiempo llegó a incorporar una pequeña vuelta más o menos ancha, que si el tocado estaba forrado por dentro se veía la tela. A su vez podía tener algún corte, los cuales permitían llevar la vuelta hacia arriba sin hacer ningún frunce a la copa.
Lucido por los hombres de clase alta y los criados de estos. Siendo un tocado de adorno, llegó un momento que se llevaba por cualquier motivo, tanto en casa como en la calle.
Podía ir directamente sobre el pelo o sobre la cofia. También formó conjunto con otros tocados como el sombrero o el turbante.
El bonete con aspecto de boina y sin vuelta quedó para uso de clérigos y físicos.


Hacia inicios del XII. Tapiz de la creación, Catedral de Gerona (detalle)

Dibujo del bonete de un clérigo. Entre 1285-1300. Iglesia de San Fructuoso de Bierge, Huesca (detalle) (para ver la pintura aquí)


Bonete doblado, redondo y aplastado en la copa; con vuelta y con cortes. Obsérvese que la vuelta es de otro color. Sobre cofia. H. 1280-85. Cantigas de Santa María de Alfonso X el Sabio, Biblioteca de San Lorenzo de El Escorial, Madrid (detalle)

En el siglo XIV hay un bonete al que se le llamó barret o gorro en lengua valenciana y catalana y birrete en lengua castellana. Hay autores que consideran que era un gorro de elaboración casera, para llevar por casa. 
A partir del siglo XV quedarían relegados estos dos términos para tocados para dormir. (Ojo, algunos autores llamaron birrete, erróneamente, a la gorra alta de lujo del siglo XVI).


Bonete con la copa redondeada. H. 1351-1400. San Juan Bautista, Maestro de Cubells, , colección particular (detalle)


Gorro/barret. 1343. Hecho del Rey don Jaime, Universidad de Barcelona (detalle)

Último tercio del XIV-principios del XV. Los reyes magos delante de Herodes, Museo Diocesano Episcopal de Vich, Barcelona (detalle)

En el siglo XV los bonetes, así como la mayoría de los tocados, tienen infinidad de formas.
En la segunda mitad, la mujer empieza a llevarlo y no faltó moralista que lo censurara. 

Formas:
Bonetes sencillos, es decir, lisos y sin vueltas, de moda durante todo el siglo.

Bonete sencillo, con el rabito en la parte superior (claro ejemplo de cómo se hacían con aguja los bonetes, como las actuales boinas). Finales XV. San Antonio Abad, maestro San Nicolás, activo en Burgos, subasta (detalle)


Los bonetes doblados pueden ser esos tocados que estaban hechos con doble tela, cada una de distinto color; aunque también es posible haga referencia a la vuelta que bordeaba la base. 


Segunda mitad del XV.  San Sebastián, Maestro de Morata, Museo Comarcal y Municipal, Zaragoza  (detalle) (imagen obtenida aquí)


Los bonetes de gran tamaño, con copa abombada a modo de bolsa, de cono, etc… están de moda desde inicios del XV. Concretamente, los que llevan un fruncido alrededor de toda su base fue moda desde los años 20 hasta los 30.


Bonete a modo de bolsa con vuelta. XV. Escuela catalana, subasta (detalle)


Bonete con gran copa a modo de bolsa, redondeada y fruncida (tocado más en boga durante las décadas tercera y cuarta del siglo XV). 1420-1435. Escena de la vida de Santa Bárbara, Museo Nacional de Arte de Cataluña, Barcelona (detalle)

Entre 1450-70 tiene forma de cono truncado o troncocónico (según la moda borgoñona que acentuaba el alargamiento y la esbeltez de la silueta). La copa empezó a elevarse cada vez más hasta alcanzar una altura considerable por los años 60. 

Máximo alargamiento del bonete. H. 1460. Príncipe Carlos de Viana (Sicilia),  Biblioteca Digital Hispánica, Biblioteca Nacional, Madrid (detalle)


Por mediados del siglo XV se pueden una gran variedad de bonetes: 1-2.  alargado, troncocónico, fruncida en la copa y sin vuelta. 3. copa redonda, vuelta alta. 4. copa baja, vuelta estrecha. 5. forma de bolsa con el extremo caíd hacía delante. H. 1450-1460. Jaime Huguet,  San Vicente en la hoguera, Retablo de San Vicente de Sarrià, Museo Nacional de Arte de Cataluña, Barcelona (detalle)

Entre 1470-85 se baja la altura de la copa, quedando fruncida arriba. La vuelta del tocado comienza a variar en tamaño y más tarde en forma (sería el preludio de la aparición de la gorra), y van ganando terreno los tocados pequeños y redondos llamados carmeñola. Ya a finales de siglo el bonete es sustituido por la gorra y queda para uso de clérigos y letrados. 

Bonete (o gorra) verde con vuelta. Bonete rojo sencillo. 1495-97. Jesús en el Templo, Maestro de los Reyes Católicos, Samuel H. Kress Collection, EEUU (detalle)

Este bonete (o gorra) será el más común; era con la copa fruncida en en cuatro pequeñas protuberancias: Santa Elena, verificación de la Santa Cruz de Pedro Berruguete, Museo de San Eulalia, Iglesia de San Juan de Paredes de Nava, Palencia (detalle)

Gorra o bonete. Lo decora además con una banda terminada cada extremo en una punta que bien puede ser un herrete de metal1491. sepulcro Juan de Padilla, Gil de Siloe, Museo de Burgos (detalle) Imagen cedida por Bonifacio de Esteban: Los caballero medievales en el Arte

H. 1496-99. Salomé con la cabeza del San Juan Bautista, Juan de Flandes, Museum Mayer van den Bergh, Bélgica (detalle) (imagen obtenida de aquí)

En el siglo XVI permanece un bonete sencillo, sin vuelta, con cuatro pequeñas protuberancias en la copa. Será usado por eclesiásticos (sobre todo sacristanes), colegiales, estudiantes, bachilleres, licenciados, graduados y doctores.

En el siglo XVII las pequeñas protuberancias del bonete de médicos pasan a cuatro picos.

XVII. El padre Juan de Pineda, en Libro de los retratos, Francisco Pacheco (detalle)

Muchas veces los bonetes hacían conjunto con otros tocados: cofia, tocarollo, sombrero.

Ver más imágenes de bonetes en FACEBOOK

Enlace relacionado en este blog:
LA CARMEÑOLA
LA GORRA
EL BONETE de mujer

Bibliografía:
  • Astor Landete, Marisa: Indumentaria e Imagen - Valencia en los siglos XIV y XV, Valencia.1999.
  • Benito Vidal, María Purificación: La moda en la Valencia del siglo XV. Real Academia valenciana de cultura. 2003.
  • Bernis Madrazo, Carmen: Indumentaria medieval española. Instituto Diego Velázquez, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC, 1956.
  • Bernis Madrazo, Carmen: Trajes y modas en la España de los Reyes Católicos: Los Hombres. Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC, 1975.
  • Bernis Madrazo, Carmen: Indumentaria española en tiempos de Carlos V. Madrid: Instituto Diego Velázquez (Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC), 1962.
  • Bernis Madrazo, Carmen: La moda en la España de Felipe II a través del retrato de corte. En el catálogo de la exposición Alonso Sánchez Coello y el retrato en la corte de Felipe II. Madrid: Museo del Prado. 1990.
  • Bernis Madrazo, Carmen: El traje y los tipos sociales en el Quijote. Madrid: Visor, 2001.
  • Sigüenza Pelarda, Cristina: La moda en el vestir en la pintura gótica aragonesa. Institución “Fernando El Católico”, Excma. Diputación de Zaragoza.
  • Menéndez Pidal, Gonzalo: La España del siglo XIII: leída en imágenes. Real Academia de la Historia, 1987.
  • Soláns Soteras, María Concepción: La moda en la sociedad aragonesa del siglo XVI. Institución “Fernando el Católico” (C.S.I.C.). Colección Estudios. Zaragoza. 2009.

6 comentarios:

  1. Hola Consuelo, fantástica entrada!.
    Me ha parecido interesantísimo todo lo que cuentas y como siempre amenizado con unas imágenes perfectas.
    Todas estas entradas sobre bonetes, gorras y tocados son de sumo interés; pues en la mayoría de las esculturas o pinturas de caballeros, éstos aparecen con la cabeza cubierta por alguna prenda que puede marcar la diferencia a la hora de datarlos.
    Enhorabuena por esta entrada tan currada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Bonifacio.
      Sí, la forma de los bonetes ayudan a datar muchas obras, también la manera de llevarlos.
      Todavía me queda hablar de la carmeñola y de los bonetes femeninos.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Una maravillosa colección de gran variedad, me he quedado sorprendida. Muchísmas gracias, hay que reconocer el trabajo que te habrá costado la documentación. Bravo por ti.

    Cafelito, compi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los bonetes, y después las gorras, "sufrieron" los caprichos de la moda. Podía haber puesto infinidad de imágenes (entre ellos los bonetes de los judíos), pero sería una locura.
      Muchas gracias, Verónica,

      Café al sol de esta primavera adelantada.

      Eliminar
  3. Estupenda publicación, felicidades.
    He compartido en Google+
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias,
      algún día tendré que ponerme a "estudiar" un poco que es eso de Google+ :-)
      Saludos

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...