lunes, 13 de octubre de 2014

El CALZÓN

Este término fue usado a mediados del siglo XVII en adelante para hacer referencia a una prenda masculina que cubría desde la cintura hasta las rodillas a modo de pantalón, pero ya estaba documentado en la segunda mitad del siglo XV.
Hay autores que consideran que proviene de una prenda visigótica que fue incorporada a la vestimenta hispanorromana. Los había largos y otros cortos hasta la rodilla.

En algunas miniaturas del siglo XI podemos ver reyes y caballeros llevando un tipo de calzón bombacho recogido en los tobillos (se piensa que se originó de la femoralia romana que a su vez era de origen bizantino).

Caballero. 1047. Beato de Fernando I, Biblioteca Nacional, Madrid (detalle)

En este caso son calzones cortos. Recolecta y vendimia. 1104. Beato de Liébana, Valcavado, Biblioteca de la Universidad de Valladolid (detalle)

Imágenes de calzones desde el siglo XIII hasta el XV no he encontrado. Seguramente serían de hechura sencilla y sólo los llevarían pastores, labradores, marineros, etc. Se hacían de paño, de grana, de cuero, de estameña o de lienzo.


Durante el siglo XVI se puede encontrar imágenes de personajes con un tipo de calzón llamado zaragüellesA finales de este siglo tanto esta prenda como los greguescos acabaron llamándose calzón (aunque a finales del siglo XVII a los calzones de los villanos se les llamó  greguescos a pesar de que nada tenía que ver con los gregüescos de los cortesanos de finales del XVI y principios del XVII, es decir, a la prenda muy abombada, aunque sí tienen un aire.

Zaragüelle. 1529. Christoph Weiditz, Original Das Trachtebuch Das des Christoph Weiditz von seinen nach Spanien und den Niederlanden, Museo Nacional Germano, Nuremberg (detalle)

Calzón corto sobre otro de lienzo blanco, esto será habitual entre los villanos quedando incluido en el traje popular hasta el siglo XIX. Realmente serían los zaragüelles. También podemos ver que el calzón se atacaba con agujetas. Primera mitad del XVI, escuela toledana, subastas (detalle)

Ya en estos años del siglo XVI a los zaragüelles se le podía llamar calzón. H. 1575. La flagelación, Juan Vicente Macip (Juan de Juanes), Caylus, Madrid (detalle)

Calzón corto el personaje de la izquierda y  gregüescos el personaje de la derecha (el futuro calzón tan popular de la segunda mitad del XVII). Finales del XVI. Tapices de las “Guerras del archiduque Alberto de Austria”, Palacio Real de Madrid (detalles) (Imagen obtenida aquí)

Siglo XVII:

Calzón o zaragüelles de villanos:

El personaje de arriba los lleva largos y el que recoge la piedra cortos. Primera mitad del XVII. San Estéfano, Pedro Orrente (detalle) 

Calzones o zaragüelles. Primera mitad del XVII. Repudio de Agar por Abraham, Pedro Orrente, subasta (detalle)

El personaje de la izquierda llevaría unos greguescos de villano. Los otros dos llevan calzones o zaragüelles. 1655. José vendido por sus hermanos, Antonio del Castillo y Saavedra, Museo del Prado (detalle)


Calzón o gregüescos de gente común o de labradores ricos, imitando a los greguescos de los cortesanos:

1615. José Sánchez, Catedral Vieja de Salamanca (detalle)


 Calzónes o greguescos al estilo cortesano. El vendedor además lleva debajo un calzón de lienzo. 1618-20. Anónimo madrileño, Plaza mayor, Museo municipal de Madrid (detalle)

Calzón de soldado:
Calzón estrecho. 1627. Vicente Carducho, Expulsión de los moriscos, Museo del Prado (detalle)

A inicios de siglo sólo los criados, lacayos y niños llevaron los calzones más o menos estrechos y atados a las rodillas  (como los que llevaban los soldados) haciendo conjunto con las "medias calzas", las cuales se sujetaban con ligas. Mientras, el cortesano todavía no renuncia a las calzas o muslos o a los greguescos. Finalmente se acomodó a su uso. Podía ir forrado y en algunos casos tener relleno para que quedaran algo abultados. Hacía 1640 se ciñe muchísimo a los muslos (algunos moralistas ponen el grito en el cielo). Y, como ya dijimos, será a finales del siglo XVII cuando se use la palabra calzón para referirse a cualquier prenda con forma de pantalón

Calzón de caballero o cortesano, confeccionado con telas ricas (podía ir adornado con pasamanos, pespuntes, picados...):

H. 1650-55. Retrato de caballero de Calatrava, Bartolomé Esteban Murillo, Museo Metropolitano de Nueva York (detalle)

Más imágenes en FACEBOOK

Enlaces relacionados en este blog:
Los Greguescos
Los Zaragüelles
La Valona francesa

Bibliografía:

  • Bernis Madrazo, Carmen: Indumentaria Medieval Española, Instituto Diego Velázquez, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC, 1956: 13, 60.
  • Bernis Madrazo, Carmen: Trajes y modas en la España de los Reyes Católicos: B. Los Hombres. Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC 1975: 134.
  • Bernis Madrazo, Carmen: Indumentaria española en tiempos de Carlos V. Madrid: Instituto Diego Velázquez (Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC), 1962: 80, 108-200.
  • Bernis Madrazo, Carmen: La moda en la España de Felipe II a través del retrato de corte. En el catálogo de la exposición Alonso Sánchez Coello y el retrato en la corte de Felipe II. Madrid: Museo del Prado: 71.
  • Bernis Madrazo, Carmen: El traje y los tipos sociales en el Quijote. Madrid: Visor, 2001: 100-105, 399, 403, 474.
  • Descalzo, Amalia: El traje masculino español en la época de los Austria. Vestir a la española en las cortes europeas (siglos XVI y XVII). Ministerio de Cultura, Educación y Deporte mayo 2014






6 comentarios:

  1. Te felicito, amiga, interesante y bien documentado...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María.
      Lo que más me ha preocupado al hacer la entrada ha sido no liarme mucho en las explicaciones.

      Un abrazo :-)

      Eliminar
  2. Tubrucos, valona, calzones... muchas entradas me faltaban por disfrutar, compi.
    Ha sido una leída por todo lo alto. Muy interesantes las variedades. Muchas gracias.

    Un cafelito acalzonado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que haya explicado con claridad cada prenda. Ha sido muy lioso.

      Gracias, me pongo la valona :-)

      Eliminar
  3. Muy buen comentario basado en la sin par Carmen Bernis. Hecho de menos el no comentar los gregüescos acuchillados. muchas gracias por tan buena información



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún día haré una entrada sobre Bernis, como homenaje. De no haber conocido sus trabajos este blog nunca se habría abierto.

      ¡Y de pronto recordé que sí hablé de los gregüescos acuchillados! Pongo enlace:

      http://opusincertumhispanicus.blogspot.com.es/2014/05/los-greguescos.html

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...