miércoles, 18 de julio de 2018

Serie La Catedral del Mar



Es desolador que a estas alturas se sigan haciendo series y películas etiquetadas como históricas con un vestuario que apenas, o en nada, se perece a la época que se quiere ambientar. ¡Con los buenos asesores que hay en el mercado!



Además, en el caso concreto de La Catedral del Mar (como en su momento en la serie La Peste), se le ha añadido tal cantidad de mugre que, entonces, lo que te invade es vergüenza ajena. Los investigadores medievales llevan años demostrando (incluso mucho antes de la publicación de la novela en el 2006) que la Edad Media no fue una época ni sucia1, ni oscura ni atrasada.

Pero hablemos del vestuario y de algunos detalles (no todos porque sería un artículo interminable):


No creo que sea tan difícil realizar una boda medieval sin poner a los personajes vestidos de blanco, pero aceptemos pulpo como animal de compañía. El novio va con una prenda excesivamente corta que nunca existió y con unas "pseudocalzas" que más parecen pantalones. Pero al menos no están completamente mugrosos, ¿tal vez porque los responsables de la serie pensaban que los cristianos sólo se lavaban una vez en su vida, y era cuando se casaban?


Una mujer casada sin cubrirse la cabeza era impensable.
La doncella bien podía haber llevado la tira que luce la antes mencionada.
No a los sobretodos abiertos totalmente por delante y con abertura laterales.
No a la prenda azul con un escote bajísimo y ¡tan mal abrochada!



Al menos los adultos con la cabeza cubierta. 
El muchacho no sé por qué lleva tantas prendas encima. 
Y, ¡BINGO!, botas.



Para unas mangas con elemento que pende desde los codos van y lo fastidian colocándolas en una prenda de encima fantasiosa.  


Además de la mugre, vemos prendas deshilachadas, rotas, pardas o marrones. Como si en aquellos años no conocieran los tintes azules, amarillos, verdes, rojos... 
Y, ¡BINGO!, pantalones.  
Tocado femenino que todavía estoy pensando en dónde se han inspirado.
Cabellos... mejor lo dejo. 



Por supuesto, no puede faltar en una serie etiquetada como histórica cuero con aspecto de plástico. 
No a las mangas cortas, que también he visto en otros personajes, y mucho menos chalecos.


No a cofias grandes, ni negras, y sin atar. 
Un noble jamás iría destocado. 
No a esa prenda de encima, estilo chaleco, sin mangas y abierta de arriba abajo.


A esta novia al menos no la han vestido de blanco, pero el aspecto galáctico de la ropa y ese tocado acaban con su credibilidad. 
El pellote era por estas fechas como la bata de hoy en día, una prenda para ir por casa. 
Mejor dejar las mangas vueludas y excesivamente largas para los sobretodos. 


El uso de prendedores como tocado femenino ya estaban pasados de moda. 
¿Hombres con la cabeza cubierta en una ceremonia religiosa? Impensable.


Sin comentarios. 


Ni siquiera en la peores películas de serie b vestirían así a una prostituta. 




Mejor telas lisas si no se sabe de materias primas, tintes y motivos ornamentales. 
Prendas con formas fantasiosas o fuera de época.



Por supuesto, no puede faltar un inquisidor todo vestido de negro: entendemos que lo hacen porque, ¡sorpresa!, es un hombre cruel y fanático. 


Y para terminar, aunque me dejo muchísimas cosas sin señalar, algo sobre judíos:



Vestir a los judíos según la estética de las películas "La vida de Brian" y "El mercader de Venecia" es un verdadero despropósito. 
Al menos, el personaje musulmán (el hombree que va con turbante) lleva una ropa adecuada. 

Para hacerse una idea de cómo vestían en el siglo XIV, clicar en el siguiente enlace: Indumentaria medieval


1. La higiene y la ropa, La higiene desde la Edad Media hasta el siglo XVII.


Imágenes obtenidas aquí:

4 comentarios:

  1. Madre mía, pero si es que no han dado ni una... Y luego los que hacemos recreación histórica nos encontramos a veces con que nos revisan hasta las costuras de la ropa por si se nos ha ocurrido hacerlas a máquina...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En algunas cosas han acertado, pero es tanta la fantasía que es difícil encontrarlas.
      Mi enhorabuena a los recreadores que hacéis un buen trabajo. Dentro de poco pondré en mi blog fotografía de aquella recreaciones que me parecen que tienen gran calidad.

      Eliminar
  2. Enhorabuena por este impresionante recorrido por toda una retahíla de despropósitos. Como dices en el artículo ¿no tienen asesores? ¿Se les ha agotado del presupuesto para ellos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen asesores, pero en general no les hacen ni caso. En esta serie en concreto, sé que a la asesora le queda mucho por aprender sobre indumentaria medieval.

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...