lunes, 30 de enero de 2012

DECHADOS

El cuadro que muestro a continuación me encantó nada más verlo: el grupo de mujeres enseñando sus labores, el colorido de sus sayas, los motivos de sus trabajos. 


     Luis Borrassà fue pintor de la Corona de Aragón entre finales del siglo XIV e inicios del XV e introdujo el estilo gótico internacional



El delicioso cuadro de Francisco Zurbarán con un dechado en el regazo de la Virgen Niña:


Virgen niña, Francisco de Zurbarán, h. 1632-33,  Metropolitan Museum of Art, Nueva York, EEUU



No soy de labores, pero un buen amigo (ya fallecido) un día me dijo que coleccionaba dechados antiguos. Entonces, cuando me los mostró (tres, cuatro... son bien difíciles de conseguir), me rendí ante ellos. Aun estando viejos, descoloridos, sucios tenían su encanto. Belleza.

El término dechado viene del latín “dictatum”.
Era la labor que se realizaba como muestra. A partir de ella se aprendía a coser el motivo elegido. Por supuesto, también la técnica. Estos motivos iban desde letras, deshilados, figuras geométricas, vegetales, hasta personajes.
La información que nos da en cada época es importante: sus gustos, la moda, las diferencias entre regiones.

La belleza de dos dechados antiguos. Y a quién le guste ver más que entre en  los enlaces:


Escuela Castellana, 1815. Museo del Traje, Madrid


1819. Colección particular.


1850. En subasta.


finales del XIX. Subasta

1882. Subasta.


1900. En subasta.



Bibliografía:





3 comentarios:

  1. Soy una fan de los dechados. Me ha encantado el artículo.

    ResponderEliminar
  2. Me cuenta Raquel que ella tiene uno de su abuela y otros de su madre. Le he pedido que me pase unas fotos, y así subir alguna.

    ResponderEliminar
  3. Yo tango dos. Uno de ellos, muy bonito, es de 1819. Te puedo pasar también su foto, si te interesa.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...