LA HISTORIA DEL VESTIDO EN ESPAÑA DESDE LA EDAD MEDIA HASTA EL SIGLO XVII
ANOTACIONES SOBRE COSTUMBRES Y PERSONAJES.
Y entradas en constante cambio, siempre para mejorar.

domingo, 27 de mayo de 2012

LAS CALZAS (II) en el hombre de la Baja Edad Media

A partir de los años setenta del siglo XIV es cuando las calzas enteras se muestran, por eso de las modas, un poco más arriba de los muslos (las túnicas, sayas y briales desaparecen para ser sustituidas por unas prendas muy cortas llamadas jaqueta y ropa).
Esto lleva a que las calzas se vuelvan más sofisticadas porque permite lucir más pierna. Sobre todo se sigue usando el cañamazo para forrar el interior (hemos de imaginarnos su incomodidad) y ajustar la prenda. El porte del hombre será muy elegante.  Y hemos de suponer, además, que las piernas se depilaban.
La prenda se sigue uniendo al braguero aunque también se une directamente a la braga por medio de unas ligas (para complementar ver: la bragueta)

Será en este siglo cuando se estiló, tanto en calzado como en calzas, los extremos puntiagudos, exagerándose a final de la centuria.

Calzas italianas (ver más adelante), puntiagudas y soladas. Último tercio del XIV-principios del XV. Los reyes magos delante de Herodes, ¿Museo Diocesano Episcopal de Vic?, Barcelona (detalle)

Calzas  solada con puntas muy largas (al final del siglo XIV se exageraron mucho en toda Europa mientras en España fue bastante raro). Retablo de San Martín de Tours, Benito Arnaldi, principios XV, Iglesia de San Félix de Gerona, Torralba de Ribota, Zaragoza (detalle) (imagen obtenida enpintura-gotica-aragon.blogspot.)

La gente llana y modesta siguió llevando las medias-calzas de siempre, nunca ajustadas a la pierna. Con el tiempo éstas darían lugar a unas medias más sofisticadas que harán conjunto con las bragas (Calzas-bragas) y que acabarán siendo usadas por la gente de Corte en unión con las Calzas propiamente dichas.


Retablo de la capilla funeraria de los Ayala en Quejana (Álava), Anónimo, hacia 1396, Art Institute, Chicago (detalle)

A comienzos del siglo XV calzas y bragas siguen formando conjunto, aunque son dos piezas independientes. 


Calzas unida a la braga con unos cordeles. Retablo de San Jorge, Gonzalo Peris Sarria, 1420-23, Museo Municipal de Jérica, Castellón (detalle)

Ahora bien, las calzas empezaron a cubrir la braga, para lo cual se unieron directamente al jubón gracias a la ayuda de las agujetas que se metían por unos ojetes hechos en ambas prendas.

Calzas negras descosidas dejando visible las bragas blancas. Mediados del XV. Officcia Sanctorum, Martirio de San Esteban, atribuido a Leonardo Crespí, archivo del Cabildo de la Catedral de Valencia (detalle)

Calzas de punta redonda unida al jubón por ligas.  La flagelación de Cristo, Luis Borrassá, hacia 1400-20, Museo Goya, Castres, Francia (detalle)



Jubón unido a las calzas mostrando las agujetas y el parche que formaría la bragueta. Después de 1490. Acacio y los 10.000 mártires en el monte Ararat, Francisco Gallego, Museo Meadows, Universidad Metodista del sur, Dallas (detalle).

Al unirse el jubón y las calzas enteras, y el hecho de que la jaqueta y la ropa se acorten más aún dejando más visible la parte superior de los muslos, aparece la bragueta (ver algunas de las imágenes anteriores y posteriores donde se observa el parche que daría lugar a dicha bragueta).

Leyenda de San Miguel, Miguel Alcañiz, 1421, Museo de Bellas Artes de Lyon (detalle)



Jaqueta sin mangas y escote amplio; con la falda muy corta y plegada. Entre el siglo XIV y XV. Milagro de San Eloy, retablo Mayor de la Iglesia de San Félix, Játiva. (detalle) (imagen obtenida de: www.seudexativa.org/Patrimonio_Artistico)


Adoración de los Reyes Magos, Pedro Berruguete, hacia 1470-71, colección particular, Madrid (detalle)

En la bibliografía consultada encuentro que el fraile Franciscano Eiximenis (Gerona, hacia 1340-1409) escribía: «estos vestidos (por la jaqueta) descubrían nalgas y vergüenzas; que los mozos, sirviendo a la mesa, por fuerza habían de mostrar cosas que repugnan al decoro; y que el fruncido sólo servía para cobijo de pulgas».

A finales del XV las dos piezas independientes de las calzas enteras se coserán definitivamente a modo de leotardos, ajustándose al talle mediante una atadura de cordón de cuero o hilo trenzado que pasaban por unos ojales. Se mantiene el nombre de  calzas-enteras.


La moda de los extremos puntiagudos se estiló también durante los años 1400 a 1410, volviendo a aparecer entre 1450 y 1465.

Calzas soladas con las puntas muy puntiagudas.  Marqués de Santillana, Jorge Inglés, 1455, retablo de los Duques del Infantado, capilla hospital de Buitrago, Madrid (detalle)

Además hubo calzas que dejaban el pie al aire por lo que terminaba en una tira que lo rodeaba.

 Acacio y los 10.000 mártires en el monte Ararat, Francisco Gallego, después de 1490, Museo Meadows, Universidad Metodista del sur, Dallas, EEUU (detalle)



Calzas italianas, con borceguíes. Nuestra Señora de los Ángeles, anónimo, XV, La Yesa, Valencia (detalle).

De Alemania e Italia llegan a finales de siglo las calzas bigarradas o abigarradas: decoradas con tiras de distinto color o “bigarraduras”. Se buscaba el efecto vistoso y de técnicas de confección complicadas. El uso de la seda o el terciopelo fue habitual.
                                                                                  
Calzas bigarradas con pantufos. 1482-1502. Los príncipes muy excelentes de Castilla y Aragón, Cancionero, Pedro Marcuello, Recueil de Devotion de la Reine Isabelle d'Espagne, Museo Condé, Chantilly, Francia (detalle)

Algunas llevaban a la altura del tobillo bordados, cenefas con pedrería, broches, colgantes, etc.

Calzas con zapato abotinado. Calvario, anónimo, hacia 1300, Parroquia de Nuestras Señora de la Asunción, Valdanzo, Soria (detalle)

Se siguen usando las calzas soladas o de soleta que ya se llevaban desde el siglo XIII:


 Epifanía, Maestro de Velilla, hacia 1430-60, Iglesia de San Juan Bautista, Velilla de Jiloca, Zaragoza (detalle)  


La toma de hábito de Santo Tomás, Pedro Berruguete, 1500, Iglesia de Santo Tomé, Ávila (detalle)

Pero por lo general se llevaban con calzado:

Calzas con chinelas.  San Abdón y San Senén, Jaime Huguet, 1460, Iglesia de Santa María, Tarrasa, Barcelona (detalle)



Calzas con alcorques.  Retablo de San Jerónimo de Jaime Ferrer II, 1450-60, Museo Nacional de Arte de Cataluña, Barcelona (detalle) (ver en Facebook que prendas lleva el personaje)

Calzas con zapatos (obsérvese el parche que formaría la bragueta).  Decapitación de San Juan Bautista, retablo de San Juan Bautista, Maestro de Miraflores, 1490, Museo del Prado, Madrid  (detalle)


Blasco de Grañén y Martín de Soria, 1438-1476, Retablo de la Iglesia del Salvador, Ejea de los Caballeros, Zaragoza (detalle) 


Medias-calzas.  Natividad, Nicolás Francés, 1430, Museo del Prado, Madrid (detalle)

Para una mayor compresión del desarrollo que sufrieron las calzas y su terminología ver un resumen aquí.

Otros enlaces de interés en este blog:  


Bibliografía:

  • Astor Landete, Marisa: Valencia en los siglos XIV y XV. Indumentaria e Imagen. Colección "Estudis". Ayuntamiento de Valencia. 1999.
  • Bernis Madrazo, Carmen: Indumentaria medieval española. Instituto Diego Velázquez, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC, 1956.
  • Bernis Madrazo, Carmen: Trajes y modas en la España de los Reyes Católicos: II, Los hombres. Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC 1975.
  • Bernis Madrazo, Carmen: Indumentaria española en tiempos de Carlos V. Madrid: Instituto Diego Velázquez (Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC), 1962.
  • Sigüenza Pelarda, Cristina:  La vida cotidiana en la Edad Media: la moda en el vestir en la pintura gótica. La vida cotidiana en la Edad Media: VIII Semana de Estudios Medievales: Nájera, del 4 al 8 de agosto de 1997 / coord. por José Ignacio de la Iglesia Duarte, 1998.
  • Vestiduras ricas: el monasterio de Las Huelgas y su época, 1179-1340. Revista de la Subdirección General de Museos Estatales. Patrimonio Nacional. Servicio de Publicaciones 1ª ed., 1ª imp. (03/2005).












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...