LA HISTORIA DEL VESTIDO EN ESPAÑA DESDE LA EDAD MEDIA HASTA EL SIGLO XVII
ANOTACIONES SOBRE COSTUMBRES Y PERSONAJES.
Y entradas en constante cambio, siempre para mejorar.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

LA SAYA DE MUJER (III) en el siglo XV e inicios del XVI

En el siglo XV la saya era un vestido sólo usado por la mujer para llevar a cuerpo. Siempre iba ajustada al pecho y siempre era talar (en el hombre quedó en desuso, salvo en los niños).
La prenda se ponía encima de la camisa (o encima del cos) y de la faldeta/faldilla, y sobre ella se llevaba el manto o la ropa.

La figura femenina en la primera mitad de siglo tenía que ser esbelta y muy envarada: el torso sigue abombado (ya de moda a finales del siglo XIV), la cintura se hunde por detrás y baja la parte delantera del cuerpo en su unión con la falda. La cintura se colocó casi en su sitio natural. 

Saya o gonela encordada con el talle alto (se colocaba un cinturón, tejillo o cinta para marcarlo más todavía) y con pliegues regulares y gruesos de arriba abajo salvo en los costados (la moda de plegar los vestidos es de origen franco borgoñón; en la saya era bastante inusual verlos). Manga con botones. Perfil en la “falda”. Escote en pico ya de moda en los años 50 con  gorguera. Debajo camisa cuyos puños deben ser amplios pues llevan un vuelta en la muñeca. Cristo y la Samaritana, Bernat Martorell, 1445-1452, Museo Nacional de Arte de Cataluña, Barcelona (detalle)

En la segunda mitad, la cintura se coloca en su sitio natural aunque se podía poner una faja ancha que marcaba el talle más bien alto. Con respeto al escote el de tipo redondo queda bien abierto sobre los hombros o el que va en pico llega hasta la misma cintura.

Saya con cuerpo liso y “falda” fruncida. Escote en pico que llega hasta la cintura, tapado por un cos u otra tela (que a su vez cubre parte de la camisa) (el cos o la tela podían ser del mismo color o diferentes); lleva trena para unir los bordes del escote. El pico del escote se alarga mucho en la segunda mitad del siglo (ver más en esta entrada). Talle más bajo, con el tejillo colocado ahora en la misma cintura. Santa Magdalena, h. 1467, sillería del coro, Catedral de León (detalle; imagen obtenida de la obra de Bernis)

¿Saya o brial? (dudo que sea un hábito) con los pliegues gruesos, de moda desde los años setenta. Con perfil de piel en el borde inferior de la "falda". La visitación de la Virgen a su prima Santa Isabel, retablo de San Juan Bautista, Domingo Ram, finales del siglo XV, Metropolitan Museum of Art, Nueva York (detalle)

Saya o gonela con escote en pico (en los años ochenta este tipo de escote y el cuadrado conviven). Cuerpo y "falda" completamente lisos. Con cos o tela. Con manga corta unida a un manga de quita y pon. Abertura del antebrazo unido sus bordes por cordones. Nacimiento San Esteban o El diablo rapta a San Esteban neonato y lo suplanta por una criatura infernal, taller de Vergos, h. 1480 Museo Nacional de Arte de Cataluña, Barcelona (detalle)

El personaje arrodillado lleva saya o gonela sin mangas y con la "falda" fruncida en la cintura. La manga es independiente del cuerpo (ver más adelante). El personaje de la izquierda lleva una "falda" con verdugos. Personaje de la derecha con gonela gris sobre faldilla roja, forrada con otra tela azul por la parte interior. Carece de mangas. "Falda" fruncida en la cintura. Nacimiento de San Juan Bautista, retablo San Juan Bautista, 1480-90, Domingo Ram, Metropolitan Museum of Art, Nueva York (detalle)




Escote cuadrado que se impuso totalmente en los años noventa. Mangas abiertas longitudinalmente en el antebrazo. Con faja alrededor de la cintura siguiendo una moda francesa. Delantal encima. Anuncio del ángel a Santa Ana o la visión de S. Ana, Pedro Berruguete, h.1490-1500,  Paredes de Navas, Palencia (detalle) 

Se sigue estilando los puños en forma de embudo, aunque era raro. Personaje de la izquierda de la Escena de la vida de Santa Bárbara, Gonzalo Peris Sarria, 1420-35, Museo Nacional de Arte de Cataluña, Barcelona (detalle) y personaje de la derecha del Retablo de San Juan Bautista y Santa Catalina de Alejandría, Juan de Sevilla (Maestro de Sigüenza), 1425-50, Museo del Prado, Madrid (detalle) (imagen obtenida aquí)

A comienzos de los años sesenta empezó la moda nacional de abrir las mangas para mostrar las mangas de la camisa. Luego las mangas de la saya se abren longitudinalmente. La camisa por tanto forma bullones (que evolucionó desde los cinco bullones hasta sólo dos; tal disminución fue acorde con el aumento del tamaño de cada bullón (ver más sobre esto aquí).

Saya o brial con mangas cosedizas, escote en pico que deja ver la camisa y el cos; bordes del escote unidos por una trena. Manga abierta longitudinalmente dejando ver la manga de la camisa. ”Falda” con verdugos. El festín de Herodes, Pedro García de Benabarre, H. 1470-1480, Museo Nacional de Arte de Cataluña, Barcelona (detalle)

A partir de los años ochenta la manga se despegará totalmente del hombro, son las mangas independientes; irán dejando al descubierto la manga de la camisa desde el codo hasta el hombro. Finalmente surgirán los manguitos.

A finales de siglo la saya tiene el escote cuadrado recubierto totalmente por una gorguera o por la camisa. Generalmente irá sin mangas. En este caso concreto lleva una manga independiente con un corte longitudinal debajo para dejar que cuelgue la manga de la camisa. Falda con verdugos falsos. H. 1480. Nacimiento de la Virgen, taller de Pedro García de Benabarre, Museo Nacional de Arte de Cataluña, Barcelona (detalle) (imagen obtenida aquí)


¿1490? Taller de Fernando Gallego,  The Tucson Museum of Art, Arizona, EEUU (detalle) (imagen obtenida aquí)


Aparecen las primeras sayas abiertas (seguramente sea el preludio de la futura saboyana).

Obsérvese las mangas cosidas en el hombro con cordones y la abertura longitudinal mostrando las mangas de la camisa. Faldilla con verdugos. La visión delectable, Alfonso de la Torre, 1477, Biblioteca Nacional de París (detalle; imagen obtenida de la obra de Bernis)

Excelente imagen donde podemos observar la trena del escote y de las mangas. Debajo lleva cos y más abajo la camisa muy transparente. La Virgen y el Niño, Pedro Berruguete, Museo del Prado, Madrid (detalle)

Saya o brial con verdugos bajo otra saya abierta por delante y en los laterales. La hija de Marcuello ante San Isidoro, Cancionero, Pedro Marcuello, h. 1488, Museo Condé de Chantilly (detalle)

En el tránsito entre el siglo XV XVI el término saya sustituye definitivamente al término brial (el vestido rico y con cola que evolucionó junto con la saya). Las mangas serán estrechas o anchas y generalmente serán independientes de la prenda, es decir se pone de moda las mangas sueltas, postizas, levadizas o quitadizas (la moda de origen flamenco). Estas mangas se hacían de tela blanca o muy clara, mucho más ligera que la empleada en el resto del traje. En los años 30 las mangas empiezan a ahuecarse (moda franco-borgoñesa), sobre todo desde el hombro hasta el codo.

Saya con escote cuadrado, manga corta unida a una manga suelta o postiza con dos bullones que dejan ver los puños y las mangas de la camisa, sobre una faldeta. Cristo y la mujer de Samaría, Juan de Flandes, h. 1500, Museo de Louvre, París (detalle)

Manga postiza. Santa María Magdalena, anónimo, escuela española, XVI, subasta (detalle) 



Mangas independientes divididas también transversalmente a la altura del codo. Santa María Magdalena, 1558, Retablo Mayor de Carbonero el Mayor, Iglesia de San Juan Bautista, Segovia (detalle) 

Saya con escote en la espalda y con mangas independientes. Cena en casa de Simón, Juan de Flandes, h. 1496-1504, Palacio Real, Madrid (detalle)

Saya con escote en pico y mangas abiertas longitudinalmente dejando ver un gran bullón de la camisa. La visitación, Maestro de Roda, h. 1515, Museo Provincial de Bellas Artes de Cádiz (detalle)

Saya o brial con escote cuadrado. Mangas con bullones. La resurrección de Lázaro, Juan de Flandes, 1514-19, Museo del Prado, Madrid (detalle)

Saya con tiras. Mangas postizas muy anchas. La predicación de San Félix, Juan de Borgoña, 1518-1520, Museo de Arte de Gerona (detalle)

Saya con rico brocado, escote cuadrado y mangas amplias con la boca abierta a modo de embudo. Retablo de María Magdalena, Pedro Mates, h. 1526, Catedral de Gerona (detalle)

Sayas de todo tipo y estilo. Santa Ursula y las once mil vírgenes, Juan de Borgoña, 1530, Museo de las Úrsula, Salamanca (detalle)

Saya con escote cuadrado y gorguera, mangas postizas dejando visible la camisa en bullones. Maestro de Ororbia, 1513-14 Ororbia, Iglesia de San Julián, Navarra (detalle) (imagen obtenida aquí)

Saya con el escote muy amplio, dejando ver los hombros. Baile de Salomé. Diego de Rosales (Maestro de Ávila) y Baltasar Grande, 1558, Retablo Mayor de Carbonero el Mayor, Segovia (detalle) (imagen obtenida aquí)

Saya con el escote muy amplio, dejando ver los hombros. Baile de Salomé. Diego de Rosales (Maestro de Ávila) y Baltasar Grande, 1558, Retablo Mayor de Carbonero el Mayor, Segovia (detalle) (imagen obtenida aquí)

Y la saya, a mediados del XVI, se llega a dividir definitivamente en cuerpo y falda perdurando así hasta el siglo XVII (de esta separación seguramente derivó la saya referida a una falda que comenzarían a llevar las campesinas o las villanas desde finales del siglo XVI). 



Bibliografía:


  • Astor Landete, Marisa: Indumentaria e Imagen. Valencia en los siglos XIV y XV, Valencia.1999.
  • Bernis Madrazo, Carmen: Indumentaria Medieval Española, Instituto Diego Velázquez, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC, 1956.
  • Bernis, Carmen: trajes y modas en la España de los Reyes Católicos: I, Las mujeres II.  Los hombres. Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC 1975.
  • Bernis Madrazo, Carmen: Indumentaria española en tiempos de Carlos V. Madrid: Instituto Diego Velázquez (Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC), 1962.
  • Descalzo, Amalia: Ajuar funerario de doña Teresa Gil. Siglo XIV. PDF. Museo del Traje, Madrid.
  • Vestiduras ricas: el Monasterio de Las Huelgas y su época, 1170-1340. Revista de la Subdirección General de Museos Estatales. Patrimonio Nacional. Servicio de Publicaciones 1ª ed., 1ª imp. (03/2005).





9 comentarios:

  1. Fashion underpinned the commercial growth and cultural transformation of western society. From at least the sixteenth century, fashion’s demotic stimuli unleashed desires across European social ranks. Never just a folly, fashion was integral to the expression of consumer preference, the structuring of markets and the reordering of society.
    Great article! Great blog!
    C.K.Dexter-Haven

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, aunque realmente comenzó poco a poco a finales del siglo XIV, cuando el hombre empieza a incorporar indumentaria militar a la indumentaria civil. Siendo en el XVI su "boom".
      Gracias de nuevo.

      Tracy Lord

      Eliminar
  2. Hola (creo que mi comentario anterior no se registró: disculpas si este llega duplicado):

    Antes que nada, felicitarte por tu interesante y bien documentado blog.

    Estoy documentándome para escribir una novela ambientada en el siglo XV y me gustaría saber si tienes alguna idea acerca de cómo vestiría una dama de la nobleza media sevillana a mediados de dicho siglo. Tengo entendido que habían diferencias entre la indumentaria de la Castilla andaluza y la de la Castilla mesetaria.

    Saludos y gracias por adelantado,
    Antonio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En general en España la moda entre la gente acomodada o entre damas nobles fue la misma. Lo que podía variar eran pequeños detalles, como la forma de llevar la toca...
      Es complicado aquí indicar todas las prendas que llevarían pero en general iban con camisa (a veces bordada al estilo morisco), encima saya o el brial si vestía muy lujosa (en algunos casos brial sobre saya). Y encima la "ropa". Como sobretodo llevarían manto.
      De todos modos tengo intención de hacer entradas según décadas, desde el siglo XIV hasta el XVII.
      Te aconsejo que mires en la Catedral de Sevilla las esculturas que son del siglo XV y la sillería del coro.
      Un saludo
      Consuelo

      Eliminar
  3. Muchísimas gracias Consuelo. Seguiré tu consejo.

    Saludos
    Antonio

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, te dejo un enlace a una foto del sepulcro de María de Ayala, suegra del personaje que estoy tratando de caracterizar (Inés Peraza). Aunque procedían de regiones distintas, supongo que vestirían de forma similar:

    http://www.fundacionpatrimoniocyl.es/img_REST/mariaayala.jpg

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesantísimo el sepulcro.
      Al ser de la segunda mitad del XV doña María va con Ropa (una pena no tener una imagen de cuerpo entero) y encima un manto. La toca es la tradicional, pero no veo bien si lleva dos. las mujeres la mujeres mayores llevaban doble toca, siendo la de debajo de rebozo.
      Te pongo enlace de la entrada que hice sobre la ropa: http://opusincertumhispanicus.blogspot.com.es/2013/05/la-ropa-de-mujer-y-3.html

      Eliminar
    2. Te indico enlaces a la página principal (al pie de la misma hay diversas fotos del sepulcro restaurado) y a una memoria del proceso de restauración con más fotos. Gracias por tu enlace!

      http://www.fundacionpatrimoniocyl.es/textos01.asp?id=320&bmbi=BM

      http://www.fundacionpatrimoniocyl.es/archivos/descargas_archivos/83.pdf

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...