lunes, 30 de septiembre de 2013

ROLLO, rodeo, rodete de mujer (1)

A inicios del siglo XV las garlandas hechas con tela o toca se empezaron a rellenar de juncos, paja, borra o de lana, con lo que el tamaño y el grosor variaron a partir de los años cincuenta. Tuvieron distintas formas y podían ir ricamente decorados y/o bordados con aljófar, perlas y/o piedras preciosas. Más adelante acabó recibiendo el nombre de rollo.
Se solía combinar con trufas (necesario para los tocados de cuerno), cofiabonete o la toca. En el caso de llevar toca (alhareme, almaizar), ésta la envolvía totalmente o  dejaba ver el rollo a trozos.
Las doncellas lo solían llevar sobre el mismo cabello, mientras las casadas lo acompañaban con la toca.

Fue más moda femenina que masculina.

 Rollo colocado horizontalmente. H.1411-13.  San Juan Bautista y santa Bárbara, Luis Borrassá, Fogg Museum, Museo de Arte de Harvard, EEUU (detalle)


Rollo inclinado hacia atrás sobre cofia. 1420-1435. S. Félix predicando,  Maestro de Torralba, Retablo de San Félix de Gerona, Iglesia de San Félix de Gerona, Torralba de Ribota, Zaragoza (detalle) (Imagen obtenida aquí

 Rollo sobre una crespina negra. 1455. Marquesa de Santillana, Jorge Ingles, © Museo del Prado, Madrid (detalle)

Un rollo aparatoso es el que lleva la Marquesa de Santillana. Está forrada con una tela similar a las tocas. Debajo lleva una cofia de orejas. 1455. Marquesa de Santillana, Jorge Ingles, © Museo del Prado, Madrid (detalle)

Rollo con toca  de color enrollada y ricamente decorado. Mediados del siglo XV. Bodas Canán, Blasco de Grañen  y Martín de Soria, Iglesia de El Salvador, Ejea de los Caballeros, Zaragoza (detalle)


Rollo envuelto en un almaizar y rodeado con otra toca semitransparente. Segunda mitad del siglo XV. Retablo de la vida de la Virgen, ©Museo Episcopal de Vic, Barcelona (detalle)

Rollo bordado sobre cofia de tranzado (el rollo es internacional y el tranzado nacional). 1490. Decapitación de S. Juan Bautista, Maestro de Miraflores, ©Museo del Prado, Madrid, Madrid (detalle)

Rollo alrededor de un bonete femenino (hennin en el resto de Europa) de estilo español bajo implas. H. 1485. Decapitación de San Juan Bautista, Pedro Berruguete, Retablo de San Juan Bautista, Iglesia de Santa María de Campo, Burgos (detalle)

Alrededor de los años 30, el rollo se fue estrechando haciéndose más sinuoso y la parte anterior fue arqueándose sobre la frente (moda francesa), alcanzando su máximo apogeo en 1450, en el que la parte delantera adquirió forma de V. En el resto de Europa tuvo más éxito y llegaron a hacerse más exagerados. Y en España, a finales de siglo, el vértice se hizo muy agudo.
Éste tipo de rollo desapareció hacia 1480.


Rollo sinuoso sobre un tocado de cuernos con las trufas levantadas y envueltas en crespina. Mediados del siglo XV. El festín de Herodes, anónimo, escuela catalana, © Museo Metropolitano de Nueva York (detalle)

Rollo con forma ya de V (en España no se alcanzó las extravagancias de otros países) cayendo el vértice sobre la frente; sobre cofia y bajo toca transparente. H. 1470-71. Retablo de la Verificación de la Vera Cruz, Pedro Berruguete, Museo parroquial de la iglesia de Santa Eulalia, Paredes de Navas, Palencia (detalle)

Rollo con forma de V, con el vértice sobre la frente (adaptación libre española de este tipo de rollos en V). H. 1485. Retablo de s. Juan Bautista, Pedro Berruguete, Iglesia de Santa María de Campo, Burgos (detalle)

Al elevarse los tocados por influencia borgoñona (desde los años 60 hasta inicios de los 80 se imponía figuras esbeltas y alargadas), los rollos también se adaptaron a esta tendencia por lo que aparecieron partidos por la parte delantera  y con los dos extremos dirigidos hacia arriba (impuesto desde Flandes). 

Rollo partido delante  con los dos extremos dirigidos hacia arriba. H. 1476-80. Predicación de San Juan Evangelista, Maestro de Santo Nicolás, © Museo de Bellas Artes de Bilbao (detalle)

Rollo partido por delante y levantado los dos extremos hacia arriba, interpretación fiel del original rollo flamenco. Va con corona. Trenzas rodeando las orejas.  H. 1470-80. Flagelación de Santa Engracia, Bartolomé Bermejo, Museo Bellas Artes de Bilbao (detalle)

Rollo muy elevado, rodeado de un cordón dorado y cubierto por una corona. 1485-1487. Confesión del judío, Martín Bernat y Miguel Jiménez, retablo de la Santa Cruz, Museo Zaragoza (detalle)

A finales del siglo XV bajó su altura, por lo que volvieron a llevarse los rollos circulares.

Rollo envuelto en una tela y colocado sobre dos tocas. La visitación, Maestro de Sisla,  h. 1500, ©Museo del Prado, Madrid (detalle)


A inicios del siglo XVI surgen el término RODEO y RODETE sustituyendo al término rollo. 
Covarrubia (1611) dice del rodete: “adorno que las mujeres usan ponerse en la cabeza, rodeándola, ora sea con sus cabellos propios, ora con los ajenos”.

Rodeo con toca de red y con otra toca que la va rodeando de trecho en trecho; joyel en el centro. Parece llevar debajo una cofia transparente con pliegues. Primer cuarto XVI. Virgen con el Niño, Maestro de Santa Sangre, Catedral de Segovia (detalle)

H. 1511. Presentación de la virgen en el templo, Juan de Borgoña, sala capitular de la Catedral de Toledo (detalle)

1507. Pentecostés, Fernando de Yáñez de la Almedina, Catedral de Valencia (detalle)


En la segunda mitad del siglo XVI y a inicios del XVII está de moda entre las mujeres de corte el uso de rodetes hechos de tela y ricamente adornados.

Dama, siglo XVII, subasta


Más imágenes en FACEBOOK

Bibliografía:
  • Astor Landete, Marisa: Indumentaria e Imagen - Valencia en los siglos XIV y XV, Valencia.1999.
  • Bernis Madrazo, Carmen: Indumentaria medieval española. Instituto Diego Velázquez, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC, 1956.
  • Bernis Madrazo, Carmen: Trajes y modas en la España de los Reyes Católicos: Los Hombres. Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC, 1975.
  • Bernis Madrazo, Carmen: Indumentaria española en tiempos de Carlos V. Madrid: Instituto Diego Velázquez (Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC), 1962.
  • Covarrubias y Orozco, Sebastián de: Tesoro de la Lengua Castellana o Española (1611), Col. Nueva Biblioteca de erudición y crítica, Ed. Castalia. Madrid, 1995.
  • Menéndez Pidal, Gonzalo: La España del siglo XIII: leída en imágenes. Real Academia de la Historia, 1987.
  • Soláns Soteras, María Concepción: La moda en la sociedad aragonesa del siglo XVI.  Institución “Fernando el Católico” (C.S.I.C.). Colección Estudios. Zaragoza. 2009.
  • Vestiduras ricas: el Monasterio de Las Huelgas y su época, 1170-1340. Revista de la Subdirección General de Museos Estatales. Patrimonio Nacional. Servicio de Publicaciones 1ª ed., 1ª imp. (03/2005).

6 comentarios:

  1. Qué bonita y fructífera entrada, compañera! Seguramente fue el origen del moño o de las trenzas rodeando la cabeza o de este tipo de peinados, digo yo...

    Mira esta revista, en la página seis, es muy curiosa.

    Un besito y tu cafelito de hoy. Gracias, como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que estuvo de moda las trenzas rodeando la cabeza. E incluso formando parte de los tocados.
      ¿Qué revista?

      Gracias a ti.

      Eliminar
    2. Se me olvidó ponerte el link, mil disculpas!

      http://www.sanpedrodegaillos.com/admin/files/contenidos/252_201305021334473ad6ee20f682d792cf1ebcefc9f04a8b.pdf

      Eliminar
    3. ¡Qué bueno! ¡Es curiosísimo!
      Me encanta que todavía se tenga interés por esos pequeños detalles.
      Gracias.

      Eliminar
  2. Genial Consuelo, siempre maravillosas estas entradas que nos compartes y hoy, especialmente linda por todas y cada una de las imagenes que explican e ilustran el post, preciosas.
    Saluditos.
    Julio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre, gracias a ti, Julio. Aquí sigo aportando locura a cada entrada.

      Besos.

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...