miércoles, 7 de abril de 2021

El CAPOTE, capotillo


El término capote está documentado en las primeras décadas del siglo XV, pero la prenda la podemos ver en la iconografía desde el siglo XII.

Era una prenda rústica, sencilla, confeccionada con dos paños que se colocaba como si fuera un escapulario. Por tanto, iba abierta en los costados y se podía rodear a la altura de la cintura con un cordel o correa. Llevaba capuchón. Servía de abrigo y para protegerse de la lluvia. El tamaño y la anchura fueron variables.

Se usaba para protegerse de las inclemencias del tiempo y para el camino. La tela que se usaba era el sayal (lana basta). Otras telas fueron: albornoz, barragán, raja, raso, gorgorán..      

Siglo XII. Iglesia de Santo Domingo, Soria, España (detalle)

H. 1280-85. Cantigas de Santa María de Alfonso X el Sabio, Biblioteca del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, Madrid, España (detalle).

H. finales de 1470. con capilla. Flagelación, predela de la Pasión de Cristo, taller aragonés, Museo de arte sacro Nuestra Señora de la Peña, Ágreda, Soria, España (detalle)

En el siglo XVI y XVII hay varios tipos de capote:

1. Capote corto formado por dos paños (haldas o faldas): capotillo de dos haldas.

1572. Civitatis Orbis Terrarum, Historische Museum de Frankfurt, Franz Hoefnagel (detalle)

2. Capote corto, con mangas que no sobrepasaban la longitud de los brazos y se podían llevar colgando de los hombros.

1572. Civitatis Orbis Terrarum, Historische Museum de Frankfurt, Franz Hoefnagel (detalle)

1634-35. El socorro de Brisach, Jusepe Leonardo, Museo del Prado, Madrid, España (detalle)

3. Capote con la pieza delantera abierta, con capilla de quita y pon, con mangas: corto, suelto. Las mangas iban unidas el hombro por un punto; iban colgando o sujetas al hombro en un punto. Sin capilla.

1572. Civitatis Orbis Terrarum, Historische Museum de Frankfurt, Franz Hoefnagel (detalle)

El capote de caza u ordinario era menos holgado, con mangas anchas y abiertas (se llevaban sin cubrir los brazos). Con capilla de quita y pon.

1632 - 1634. Felipe IV, "cazador”, Diego Rodríguez de Silva y Velázquez, Museo del Prado, Madrid, España (detalle)

4. Capote rústico, abierto por delante, sin mangas, con o sin capilla.

1655-1660. Muchacho con un perro, Bartolomé Esteban Murillo, Museo del Hermitage de San Petersburgo, Rusia (detalle)

5. Capote largo, con la misma hechura que la capa, con mangas, con cuello y con capilla de quita y pon.

1615. Pintura mural de la catedral Vieja de Salamanca, José Sánchez Velasco, Salamanca, España (detalle)

6. Capote largo, abiertos por delante, con mangas con aberturas, con gran cuello, sin capilla: capote galán, propia de caballeros, y capote galdrés para clérigo. 


Imagen obtenida del libro de Carmen Bernis, El traje y los tipos sociales en el Quijote, España (detalle)

Clérigo. H. 1529, Das Trachtebuch des Christoph Weiditz von seinen Reisen nach Spanien (1529) und den Niederlanden (1531-32), Nationalmuseum, Nuremberg (detalle) (imagen obtenida aquí)


Prenda similar:

Paletoque 

Bibliografía:

  • Astor Landete, Marisa: Indumentaria e Imagen. Valencia en los siglos XIV y XV, Valencia.1999.
  • Bernis Madrazo, Carmen: Indumentaria medieval española. Instituto Diego Velázquez, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC, 1956.
  • Bernis Madrazo, Carmen: Trajes y modas en la España de los Reyes Católicos: Las Mujeres; Los Hombres. Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC 1975.
  • Bernis Madrazo, Carmen: Indumentaria española en tiempos de Carlos V. Madrid: Instituto Diego Velázquez (Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC), 1962.
  • Lasmaría Ponz, Israel: Vestido para viajar:1600-1650. Rev. Zurita, 80-81.
  • oláns Soteras, María Concepción: La moda en la sociedad aragonesa del siglo XVI.
  • Strbáková, Radana: Procesos de cambio léxico en el español del siglo XIX: el vocabulario de la indumentaria. Tesis doctoral. Universidad de Granada 2007.






jueves, 18 de marzo de 2021

El tocado "cuneiforme"

Tocados “cuneiformes”

1384-94, artesonado del claustro monasterio de Santo Domingo de Silos, Burgos, España

Se desconoce el nombre real (si es que lo tuvo) del tocado del que voy a hablar aquí. 

Algunas citas del siglo XVI que hacen referencia a él:

-Laurent Vital (cronista flamenco que viajó con Carlos V), describe así a las asturianas:

Es el más loco adorno de mujeres que jamás he visto pues, como a las locas a quienes han plantado la caperuza hasta las orejas y por encima del cuerpo, cuello y cabeza de un gallo que les llega hasta encima de la frente

-Andrea Navaggero, diplomático veneciano que estuvo en España entre 1525 y 1528:

En esta región las mujeres, llevan un arreglo de cabeza muy caprichoso: se envuelven ésta con una tela casi a estilo turco, pero no en forma de turbante, sino de capirote, y van adelgazándolo tanto que le retuercen la punta y hacen que resulte muy parecido al pecho, cuello y pico de la grulla; este mismo tocado está extendido por toda Guipúzcoa y dicen también que en Vizcaya, y no varía de una mujer a otra, sino en que con aquella especie de cresta hacen mil formas caprichosas, haciéndole semejar cosas diversas".

-Lamberto Wyts (viajero que nació en Malinas) escribe en 1570:

Las mujeres van adornadas de una extraña manera, pues llevan en la cabeza una pirámide que a nada mejor se puede comparar que a un niño fajado; es lo que ellas llaman tocada. Las solteras llevan el pelo cortado como los muchachos, salvo que les dejan algunos cabellos largos sobre las orejas. Son gentes muy bárbaras y místicas, mal ataviadas y muy semejantes a las muchachas en Turquía de Bulgaria, siempre descalzas, sin zapatos

-Michel de Montaigne (humanista francés) en su obra Ensayos (1588) escribe:

En cierto lugar las casadas forman con el nudo de su pañuelo de cabeza una representación del falo, y cuando enviudan lo ocultan bajo su cabellera


******

Imágenes:

Para entender cómo se hacían estos tocados debemos recordar qué eran las tocas y cómo se podían colocar. Recordemos que cuanto mayor era el poder adquisitivo de la mujer mayor cantidad de tela de lino se utilizaba para elaborar el tocado.

Toca dispuesta a modo de turbante. 1455. Jorge Inglés, Art Museum, Cincinnati, EEUU (detalle)

Toca sobre un armazón. Sepulcro del siglo XIII, Museo Diocesano de Valladolid, España (detalle)

Tocado cilíndricos y alto revestido con toca rizada.1290. ¿Beatriz de Suabia?, Claustro de la Catedral de Burgos, España (detalle)


Veamos ahora el que posíblemente sea el tocado "cuneiforme" más antiguo encontrado en la iconografía:

Siglo X. Reina doña Urraca, Códice Emilianense, Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, Madrid, España (detalle) (imagen obtenida aquí)
 
 los siguientes en antigüedad serían los representados en el artesonado del Monasterio de Santo Domingo de Silos, en Burgos.



Se tiene documentada la presencia de este tocado tan peculiar y con formas variables en Asturias, Santander, País Vasco, Navarra y Burgos. Parece ser que también se dio en La Rioja y en Soria, pero todavía necesito confirmarlos.

Mediados del siglo XV. Retablo de la Vida de San Esteban, Nicolás Francés, activo en León, España
Nicolás Francés (imagen obtenida del artículo de Carmen Rebollo)

Segunda mitad del Siglo XV. Sillería de coro de la Catedral de León, de Juan de Malinas y taller (imagen obtenida aquí)

H. 1490. Nacimiento Virgen, Pedro de Berruguete, Museo de la Abadía de Montserrat, Barcelona (España) (Imagen obtenida en La rebotiga)

Primera mitad del siglo XVI, capilla de la Presentación, catedral de Burgos, España (detalle)

1530-1540. Vizcaína, Das Trachtebuch des Christoph Weiditz, Museo Nacional de Nuremberg, Alemania (detalle) (imagen obtenida aquí)

1572. Santanderina, Civitatis Orbis Terrarum, Historische Museum de Frankfurt, Franz Hoefnagel (detalle)


Segunda mitad del XVI. Grabado de Francisco de Holanda (detalle)

Finales del siglo XVI. Boda en Begoña, Francisco Vázquez Mendieta, Diputación Foral de San Sebastián, Guipúzcoa, España (detalle) (imagen obtenida aquí).

Hay un personaje femenino, a la izquierda del todo, que lleva un tocado al estilo "cuneiforme". 1647. "Vista de Pamplona”, Juan Bautista Martínez del Mazo (imagen obtenida aquí)

Bibliografía:

  • María Elena de Arizmendi Amiel: Vascos y trajes, Volumen 1, Caja de Ahorros Municipal de San Sebastián, 1976.
  • María Ángeles González Mena: Colección pedagógico textil de la Universidad Complutense de Madrid, Volumen 1.
  • María Luisa de la Bandera: El atuendo femenino ibérico (II). 1977.
  • Bernardo Estornés Lasa: Cómo han sido y cómo son los vascos: carácter e indumentaria. 1974.
  • Jose Antonio Azpiazu Elorza: La historia desconocida del lino vasco.
  • Bernis Madrazo, Carmen: Indumentaria española en tiempos de Carlos V. Madrid: Instituto Diego Velázquez (Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC), 1962.
  • Bernis Madrazo, Carmen: El traje y los tipos sociales en el Quijote. Madrid: Visor, 2001.
  • Carmen Rebollo Gutiérrez: Maese Nicolás Francés: su obra y estilo. Estado de la cuestión.
  • Eusko-Ikaskuntza
  • Indumentaria Navarra







martes, 23 de febrero de 2021

El palio o pallium (manto)

 

Pallium palium (tradición romana, aunque de origen griego).

En las Etimologías de San Isidoro (siglo V), leemos: El palio (pallium) es el manto con que se cubren las espaldas de los sirvientes de modo que, mientras cumplen sus cometidos, puedan moverse sin estorbo alguno. Dice Plauto (fragm. 177): «Si tienes algo que hacer, ponte el palio sobre los hombros y lárgate a la mayor velocidad que te lo permitan tus piernas». El nombre de pallium deriva de pellis (piel), porque en un principio los antiguos usaban pieles encima de sus vestidos; es como si dijéramos pellea. O tal vez su nombre sea un derivativo de palla (manto de mujer).

Hasta el siglo XII será un manto rectangular, largo, que se confeccionaba con tela liviana y se sujetaba a un hombro, o a los dos, con una o dos fíbulas (broche similar a un imperdible), de aquí que también recibiera el nombre de manto afiblado. Se solía enrollar alrededor de la cintura. 

Lo llevará gente de nivel social alto.

IX-X. Santa María de Tarrasa, Barcelona, España (detalle) (imagen obtenida aquí)


Albeldense o vigiliano, 976, Biblioteca Real del monasterio de El Escorial, Madrid, España (detalle) (imagen obtenida aquí)

975. Beato de la catedral de Gerona, España (detalle) (Imagen obtenida aquí)

Posible palium. Siglo XI, S. Serní de Nagol, S. Julián de Loria, Andorra (detalle) (imagen obtenida aquí)

Palium sobre túnica talar. Primera mitad del XII. Apostolado, anónimo, Museo Nacional del Arte de Cataluña, Barcelona, España (detalle)

1129. Códice, Enrique de Portugal en una miniatura del Tumbo, fol. 39, Biblioteca de la Catedral de Santiago, La Coruña, España (detalle) (imagen obtenida aquí)

Otras entradas sobre mantos:

Manto (1)

Mantos (2)

Bibliografía: 

  • Astor Landete, Marisa: Indumentaria e Imagen. Valencia en los siglos XIV y XV, Valencia.1999.
  • Bandrés Otro, Maribel: El vestido y la Moda, Larousse, Barcelona, 1998.
  • Bernis Madrazo, Carmen: Indumentaria Medieval Española, Instituto Diego Velázquez, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC, 1956.
  • Bernis, Carmen: Trajes y modas en la España de los Reyes Católicos: I, Las mujeres II.  Los hombres. Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC 1975.
  • Bernis Madrazo, Carmen: Indumentaria española en tiempos de Carlos V. Madrid: Instituto Diego Velázquez (Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC), 1962.
  • Bernis Madrazo, Carmen: El traje y los tipos sociales en El Quijote. Madrid: Visor, 2001.
  • Maltby, Robert: Hispanisms in the language of Isidore of Seville.

martes, 12 de enero de 2021

El MANTO (2)

Mantos cortos: 

Mantos muy cortos se llevaron durante varios siglos. Se confeccionarán con lana, de distintas calidades, y con seda.

Los que se observan en las ilustraciones de los beatos o códices parecen que van cerrados.

1. Manto hispánico.

Es mencionado por San Isidoro en sus Etimologías (siglo VII), mantum hispani, siendo una prenda corta que cubría hasta las manos. Este manto también se llevó en la región de Europa denominada Galia.

Posible manto hispánico. Obsérvese los adornos del manto. 926. Beato de escalada, The Morgan Library, Nueva York, EEUU (detalle) (imagen obtenida aquí)

Posible manto hispánico ¿con maneras?. Obsérvese el adorno del cuello y el ribete de los bordes. XI. Liber comitis,  Academia de la Historia de Madrid, España (detalle) (Imagen obtenida aquí)

2. Manto de origen visigodo.

Manto corto con  flecos en el borde inferior.  1069. Abad Totmundo, Antifonario de la catedral de León, España (detalle) (imagen obtenida aquí)

3. Mantonina.

El término aparece en el siglo XIV. Cubría hasta las caderas. Acabará siendo un manto femenino típico español. En el segundo y tercer decenio se acortó tanto que sólo cubría los hombros (muceta). 

En Castilla tenía un pequeño cuello levantado (cuya altura varió según la moda). 

En la corona aragonesa se le daba el nombre de mantonet o mantonete.  

Inicios del XIV. Ermita de San Zoilo, Cáseda, Navarra, España (detalle) (imagen obtenida aquí)

Mantonina. 1396. Retablo del Canciller Ayala, Art Institute, Chicago, EEUU(procedente de la capilla funeraria de los Ayala en Quejana, Álava, España)  (detalle) (Imagen obtenida aquí)

H. 1450, Decapitación de Santa Catalina, Museo de Bellas Artes de Valencia, España (detalle) (imagen obtenida aquí)

En el último decenio  del siglo XV, este tipo de manto lo usarán solo pajes y donceles; 1478. Sillería del coro de Catedral de Sevilla (detalle) (imagen obtenida del libro de Carmen Bernis: Indumentaria medieval española)

Mantonet muy corto, abierto por delante, a la moda española. 1414-15. Presentación del paño de la Verónica a Abgar, Luis Borrassá, Museo episcopal de Vich,  Barcelona, España (detalle) (imagen obtenida aquí)

Mantonet ribeteado con una cortapisa y cerrado con un broche o “bocado de manto”.  H. 1440-50. Vida de San Nicolás, Nacimiento de la Virgen, Instiuto Amatller de Barcelona, España (detalle) (Imagen obtenida del libro de Astor: Indumentaria e imagen)

4. Mantilla de dos aletas.

En la primera mitad del siglo XV aparecen, en el vestuario femenino, mantos cortos de tres paños (manto rasgado en los costados: un paño ancho cubría la espalda y los otros dos paños, más estrechos, cubría el pecho), fue también una nota peculiar de la moda española.

Mantonet o mantilla de dos aletas. 1420-30. Santa Lucía, colección Muntadas, Barcelona, España (detalle) (Imagen obtenida del libro de Carmen Bernis: Trajes y modas en la España de los Reyes Católicos)

5. Manto con maneras.

También, en la primera mitad del siglo XV, aparece un manto corto cerrado completamente, con dos aberturas o maneras para sacar las manos, típico de la moda castellana que trascendió a la moda europea.

H. 1460. San Vicente Ferrer con donantes. H. 1460. Profesión de fe de San Vicente Ferrer, Pedro, García de Benabarre, Musee Arts Décoratifs, París, Francia (detalle) (imagen obtenida aquí)

En los años 50, podía llevar una abertura sólo en el lado derecho. . 

6.  Mantilla o rebociño.

Aparece a finales del siglo XV. La lleva mujeres de alta posición, luego se confeccionaba con telas ricas, y mujeres comunes. Hubo mantillas muy cortas, pudiéndose usar para cubrir la cabeza.

Mantellina corta echada sobre la cabeza. 1623-25. Fregona española, Tobías Oelhagen von Schollenbach, British Libray, Londres, Reino Unido (imagen obtenida del libro de Carmen Bernis: El traje y los tipos sociales de El Quijote)

7. Capita o manto:

Propia de los siglos XVI y XVII.

Finales del XVI. Boda de hidalgos en Santurce, Francisco Vázquez de Mendieta, Diputación de Guipúzcoa, España (detalle) (imagen obtenida aquí)

Ver El manto (1)

Bibliografía: 

  • Astor Landete, Marisa: Indumentaria e Imagen. Valencia en los siglos XIV y XV, Valencia.1999.
  • Bandrés Otro, Maribel: El vestido y la Moda, Larousse, Barcelona, 1998.
  • Bernis Madrazo, Carmen: Indumentaria Medieval Española, Instituto Diego Velázquez, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC, 1956.
  • Bernis, Carmen: Trajes y modas en la España de los Reyes Católicos: I, Las mujeres II.  Los hombres. Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC 1975.
  • Bernis Madrazo, Carmen: Indumentaria española en tiempos de Carlos V. Madrid: Instituto Diego Velázquez (Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC), 1962.
  • Bernis Madrazo, Carmen: El traje y los tipos sociales en El Quijote. Madrid: Visor, 2001.
  • Maltby, Robert: Hispanisms in the language of Isidore of Seville.

 



miércoles, 30 de diciembre de 2020

Resumen 2020

1. Conferencias:

-14-noviebre-2020: Ruta Jacobea: Pasarela de moda en el siglo XIII.

Invitada por la asociación Camino Ancestral de Santiago.

Se puede ver en Youtube.


2. Artículos publicados:

"Estudio de los tocados del siglo XIII que aparecen en la ermita de San Bartolomé, Cañón de Río Lobos, Soria, Digilec: revista internacional de lenguas y culturas, ISSN-e 2386-6691, Vol. 6, 2019, págs. 115-121.

"El "Carlista" de Maluenda estudio de la indumentaria de un personaje de la Baja Edad Media." Cuadernos de estudios borjanos, ISSN 0210-8224, Nº 63, 2020, págs. 57-62.

3. Colaboraciones en otros blogs:

"La indumentaria de marineros, soldados, mujeres y nobles en la Gran Armada.", Armada invencible.org


Y durante este año he estado trabajando en dos proyectos muy gratificantes e importantes para mí, ambos relacionados con la higiene durante la Edad Media. Supongo que, en el 2021, verán la luz.

lunes, 28 de diciembre de 2020

El MANTO (1)

MANTO

Sobretodo vueludo, sin costuras, sin mangas y envolvente. Podía ser de hechura rectangular o semicircular. También los habrá redondos y fusiformes. E incluso cerrados. Fue prenda muy antigua.

El término capa, sinónimo de manto hasta el siglo XVI, aparece en el siglo X.

Los mantos, desde el siglo VI al siglo IX (época visigoda), son los mismo que se usaban en la época romana. Se colocaban sobre el hombro izquierdo y se enrollaban a la cintura del mismo modo que lo llevaban los antiguos romanos (así lo llevarán después los árabes). También se podían llevar recogidos en el brazo izquierdo.

Tipos de mantos:


1. Clámide (origen griego, usado por los militares romanos): manto masculino de lana, que llevaron los visigodos. Era corto y de corte rectangular; se anudaban los dos extremos sobre el hombro o se sujetaban con una fíbula. No hay rastro de él en el siglo XII, aunque, como veremos, no se desaparecen los mantos cortos.

Biblia de Roda, Monasterio de Ripoll, 1010-1015, Biblioteca Nacional de París, Francia (imagen obtenida aquí).

1060-80, San Millán de la Cogolla, La Rioja, Museo Metropolitano de Arte, Nueva York, EEUU (detalle) (imagen obtenida aquí)

 

(continuará)

Bibliografía

  • Bernis Madrazo, Carmen: Indumentaria Medieval Española, Instituto Diego Velázquez, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC, 1956.
  • Nogales Basarrate,Trinidad: Moda romana: símbolo de estatus y actividad vital en una sociedad multicultural. Vínculos de Historia, núm. 6 (2017) 40.
  • Historia de la moda. : La Antigua Grecia (fashionmisteries.blogspot.com)






LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...